¿Qué es lo primero que haces cuando tienes a un potencial nuevo empleado frente a ti?

Lo entrevistas, ¿cierto? Y en esa entrevista le preguntas cosas relacionadas a su preparación académica, experiencia y hasta intereses.

Este primer contacto, ya sea cara a cara, vía telefónica o por videollamada, sirve tanto para conocer los antecedentes profesionales de ese candidato, como para descubrir si esta persona que podría convertirse en tu compañero de trabajo se lleva bien contigo y el equipo.

Es justo este primer encuentro el que determina si esa es el candidato ideal para el puesto que tienes disponible. Ni una hoja de vida súper impresionante tiene más peso que la primera entrevista.

Con tus Asistentes Virtuales pasa lo mismo. Ese colaborador que te ayudará a cumplir con los objetivo de tu empresa debe ser una persona que sea profesional, que tenga experiencia, que sea amable y con el que tengas absoluta empatía. Por lo menos debería ser así en una relación laboral ideal.

Una entrevista a un trabajador fijo podría ser muy diferente a la de una Asistente Virtual. Cada uno de estos perfiles busca desempeñar tareas muy diferentes y en ambientes disímiles. No es lo mismo tener a un empleado sentado a pocos metros de ti, que lidiar con alguien que está en una relación de teletrabajo. Y si tienes experiencia entrevistando a posibles empleados, te preguntarás cómo hacer esa entrevista a un Asistente Virtual.

El sitio web Entrepreneur propone una serie de preguntas que no deben faltar en ese primer encuentro y en este artículo te presentamos las siete más llamativas. Así que toma lápiz y papel y anota aquellas que sean esenciales para ti.

7 preguntas que no pueden faltar en una entrevista a tu Asistente Virtual

1.- ¿Cómo llegaste a dónde estás en este momento?

Parece una pregunta muy fuerte para comenzar. Y sí, lo es. La idea es ver que tan cómodo se siente el Asistente Virtual compartiendo respuestas sobre su camino personal hasta este momento. La idea no es que te cuente absolutamente todo de su vida, pero podrás tener una idea de qué tan bien se desenvuelve frente a ti y qué tanta química hay.

Además, puedes descubrir historias fascinantes de tu futuro colaborador que te permitirá conocerlo un poco más y comenzar a establecer una relación laboral más amena y en confianza.

2.- ¿Qué disfrutas hacer fuera del trabajo?

Esta pregunta es muy útil para romper el hielo. A todos nos gusta contar eso que nos apasiona: hacer algún deporte, participar en causas benéficas o hasta el trabajo que hacemos en nuestros proyectos personales. Que una persona tenga algo que lo mueva, te indica que tiene aspiraciones y quiere lograr cosas, así sea correr una maratón o abrir su propio emprendimiento.

3.- ¿En qué tipo de trabajo te consideras muy bueno? ¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo? ¿Qué es lo que no te gusta para nada? ¿Qué no sabes hacer?

Todos sabemos muy bien lo que hacemos y sobre todo lo que hacemos bien. Pero ¿qué pasa cuando debemos enfrentarnos a eso que no hacemos tan bien o que definitivamente no nos gusta? Nadie, absolutamente nadie quiere decirle a un posible empleador o cliente que odia hacer tal tarea relacionada a su trabajo o que ni siquiera sabe hacerlo. Está bien, es normal. Anímalo a que te cuente qué es lo que no sabe porque eso los ayudará a ambos a establecer expectativas realistas y plantear tareas que realmente puedan ser ejecutadas.

4.- Si te pido hacer una tarea y tu aceptas, pero cuando la vas a ejecutar te das cuenta que no sabes hacerla, ¿qué harías?

Con seguridad, tu Asistente Virtual ya se ha enfrentado a este problema y tenga una solución. Y si no la tiene, entre los dos pueden dar con un mecanismo que los ayude a enfrentar este problema y solucionarlo de la mejor manera posible. Quizás a ti te guste que te avisen para indicarle la mejor manera de aprender esa actividad o prefieres que la asistente te alerte la situación, pero que solucione por su cuenta. Esta pregunta te ayuda a establecer sistemas en caso de que esta situación se presente. (Aviso importante: hay altas probabilidades de que suceda).

5.- Si te doy una serie de tareas con una fecha límite, pero ya cerca de esa fecha te das cuenta que no puedes terminar a tiempo, ¿qué harías?

Esta pregunta va en la misma dirección que la anterior. Notar que no se va a poder culminar una tarea en la fecha límite es una situación que todos los Asistentes hemos experimentado. Y para los clientes resulta en un problema porque esa tarea puede ser fundamental para la ejecución de otras actividades vitales de la empresa. Establece desde el principio tiempos realistas y crea sistemas que te alerten cuando estos tiempos no se vayan a cumplir.

6.- ¿Qué problemas de comunicación has tenido en relaciones laborales anteriores?

Siempre podemos hacer las cosas mejor y los Asistentes Virtuales sabemos que la comunicación es uno de esos aspectos a mejorar en toda relación de trabajo a distancia. El simple hecho de no estar en la misma oficina hace que la comunicación no sea fluida y que haya malentendidos. Encuentren entre los dos un sistema que les funcione: haz uso de la comunicación efectiva, utiliza herramientas que los acerquen y determinen qué es una emergencia y qué puede esperar.

7.- ¿Cuáles son tus limitaciones de horario?

Esta pregunta va de la mano con la anterior. Una Asistente Virtual que es madre que teletrabaja, que estudia una especialización, que atiende a más de un cliente, no puede dedicar todo su tiempo a ti. Para ser realmente productivos, debemos aferrarnos a técnicas para hacer lo que debemos en un tiempo estipulado. Eso incluye tener horarios para todo, incluso para nuestros clientes más exigentes. Estas limitaciones de horarios deben quedar claras desde el primer día. Por su parte, el cliente tiene sus obligaciones y no puede estar todos los días atento a las necesidades del Asistente. Encuentren esos horarios ideales para ambos y trabajen en función de ellos.

Estas siete preguntas serán solo el preámbulo para comenzar a conocerse y trabajar de forma eficiente y amena, así sus comunicaciones sean solo por Whatsapp o correo electrónico.

¿Qué otra pregunta no convencional le harías a un candidato a Asistente Virtual? Ayúdanos a crecer esta lista. Deja tu pregunta en los comentarios.