Eres Asistente Virtual y estás por escalar tu negocio pero no sabes ¿Cómo? En este blog te lo explicamos:

¿Cuánto tiempo te tomó darte cuenta de que podías trabajar por cuenta propia como Asistente Virtual, que tenías lo necesario para colaborar con otras empresas y ayudarlos a alcanzar sus objetivos y que tu conocimiento y experiencia era justo lo que otros necesitaban?

Aquí estás, en el mejor momento posible para ser Asistente Virtual. Y por ahora todo fluye: tienes una buena cartera de clientes que cubre tus gastos mensuales. Sin embargo, hay algo que te genera estrés. Si uno de esos clientes llegase a prescindir de tus servicios, toda tu estructura económica se cae. Es más, si enfermas y no puedes atender los requerimientos de esos clientes, te verías en serios aprietos. Y ni hablar de tomarte unas vacaciones de un par de semanas… Imprevisibles siempre tendrás. El verdadero reto está en no depender de una sola actividad, sino escalar tu negocio de Asistente Virtual para que los ingresos se mantengan o se incrementen a pesar de que no estés todo el día ejecutando las tareas que te solicitan.

¿Sabes cuál es la mejor parte? Lo que necesitas para lograrlo, ya lo tienes. No es más que tu talento, tus conocimientos y tu experiencia. ¡Ah! Y tiempo para ejecutar todas las diferentes formas que tienes para escalar.

Pero comencemos por el principio. ¿Sabes qué es escalar un negocio? Se trata de encontrar diversas fuentes de ingresos dentro de tu mismo negocio. Es decir, ya no dependerás únicamente de los servicios que prestes como Asistente Virtual, sino que desarrollarás nuevas formas de que te conozcan, tu empresa crezca y ganes más dinero.

¿Te suena? Pues sigue atento porque te vamos a contar los 4 pilares que la estratega digital y empresaria Vilma Núñez ha usado para escalar su marca a través de la consultoría digital y ser hoy una referencia hispana en mercadeo digital.

Pero antes, hablemos de los beneficios de escalar un negocio y por qué deberías hacerlo ya mismo.

Los beneficios de escalar un negocio

Eres una gran Asistente Virtual especializada en escritura de artículos para blogs. La verdad, te va muy bien porque llevas los blogs de 4 marcas que han visto como su SEO se ha beneficiado gracias a tu trabajo.

Sin embargo, te sientes un poco agobiada porque pareciera que pasas todo el día escribiendo. Estás estancada. A tu casa entra el dinero justo por lo que no puedes darte el gusto de tomarte unas vacaciones de una semana para descansar. Y ni se diga que haya algún contratiempo como que tu computador se dañe o haya problemas con el internet. Para ti, eso es la catástrofe.

Sientes que podrías hacer más, pero no sabes qué.

A la par, tienes varios amigos que no dudan en acudir a ti para que los asesores. Algunos te piden ayuda porque no saben por dónde comenzar con sus blogs. Otros, te piden que le eches un ojito a sus artículos para eliminar posibles errores. No faltan los que te piden que les digas cómo haces para saber si una fuente digital es confiable o no. Son tus amigos, ¿cómo no ibas a ayudarlos?

Te ha pasado, ¿cierto? Pues has hecho consultoría de forma gratuita.

Y al parecer todos se han beneficiado menos tú. Vamos, tú tienes la satisfacción de haber ayudado a tus amigos y de verlos crecer gracias a tu asesoría, pero bien podrías expandir tus conocimientos a otras personas y ganar dinero con ello.

Piensa en cómo podrías beneficiarte:

  • Ganas exposición:

Cuando atacas diferentes plataformas online y offline con tu marca, más personas te ven, te reconocen y te identifican.

  • Ganas libertad:

Si bien te hiciste independiente para poder controlar tu tiempo, no estar bajo el yugo de un jefe y dedicarte a lo que te apasiona, has descubierto que el cuento no es tan rosa. Ser independiente, pero tener una sola fuente de ingreso, limita esa independencia ya que sentirás que si no ganas clientes nuevos, estarás muy corto a fin de mes. Pero si diversificas tus métodos de entrada de dinero, te sentirás con más libertad para disfrutar de tu tiempo.

  • Ganas experiencia

Sí, eres muy buena escribiendo para blogs. Pero cuando escalas, descubrirás que también eres buena creando cursos, formando a otros escritores, guiando a clientes y hasta siendo speaker. ¿Te imaginas?

  • Ganas dinero

Al hacer otras actividades además de tus servicios como Asistente Virtual, ganas más dinero por lo que llegarás a fin de mes con la tranquilidad de que podrás pagar tus cuentas, disfrutar de las cosas que te gustan y hasta ahorrar.

Los 4 pilares de Vilma Núñez

Vilma Núñez ha diseñado una estrategia con base en 4 pilares para que escales tu negocio y diversifiques tus ingresos. ¿Preparada? Aquí están:

1.- Consultoría

Sabemos que has ayudado de forma profesional a amigos y colegas. Eso es consultoría: asesorar a otras personas o marcas en temas relacionados a tu área de especialidad con la finalidad de que mejoren sus procesos e incrementen sus ventas. Ya hablamos de ejemplos en caso de ser redactor. Veamos otros ejemplos. Si eres diseñador, puedes dar consultoría en diseño de logo, manual de uso, diseño de papelería, identidad gráfica para redes sociales, etc. No se trata de que tú diseñes estos elementos, sino de que hagas un análisis de lo que ellos ya tienen y les indiques si lo deben mejorar, por qué hacerlo y cómo hacerlo. Ellos decidirán si esos cambios los hacen inhouse o contratan a un Asistente Virtual como tú para que los realicen.

2.- Speaking/Formación

Este es de los pilares que más nos gusta porque se trata de enseñar a otros. Imagina que crees un curso en donde enseñes las mejores prácticas para atención al cliente, con técnicas actuales y efectivas. Apóyate en tus redes sociales para difundir tus cursos o en plataformas como LinkedIn. Y si lo tuyo es la comunicación verbal, haz networking con asociaciones de emprendedores o con espacios de coworking que estén interesados en que impartas charlas sobre estos temas. Poco a poco te irás haciendo conocida y te llamarán de eventos más grandes, por los que podrás cobrar un buen dinero.

3.- Producto digital

Con respecto al punto anterior, dirás “pero yo no tengo tiempo para dar cursos”. Nadie ha dicho que tenga que ser presencial. Puedes crear un curso online en donde enseñes eso que tú sabes hacer. Por ejemplo: de gestión efectiva del tiempo, manejo de agenda o administración del dinero. Ese curso estará en internet por el tiempo que tú quieras y sin tener que hacer mucho más. Es más, apóyate en plantillas descargables que hagan de estos cursos algo efectivo y real para las personas que los compren. Así lo ha hecho Vilma y le ha funcionado muy bien. Si crees que es demasiado cobrar por este tipo de contenido, te recomendamos que ofrezcas de forma gratuita estas plantillas como preámbulo a los cursos online por los que sí cobrarás.

4.- Servicio

Ya tú sabes muy bien cómo ofrecer tus servicios, porque es a lo que te has dedicado todo este tiempo. No lo descuides. Solo que ahora podrás ser más selectivo al escoger tus clientes y podrás aumentar tu tarifa.

“Suena muy bien, pero apenas estoy comenzando a ser asistente virtual, ya sea por cuenta propia o gracias a una agencia de asistentes virtuales. Entonces, ¿cuánto tiempo debo esperar para poder escalar esta pequeña empresa que estoy iniciando?”

Comienza ya mismo. Abre tus cuentas de redes sociales y comienza a generar contenido de valor para otras personas y que respondan a sus intereses y poco a poco podrás ir llegando a esos pilares que escalarán tu negocio y te harán un referente en la industria de los Asistentes Virtuales.